Cirilo Rodriguez, el tallador de ángeles

Ganó el Premio Nacional de Cultura mención Artesanía 2021

Sus ángeles han volado hasta las manos del Papa. 

Cirilo estaba en su taller, un espacio abierto, sencillo, lleno de mucha imaginación, donde las únicas herramientas son martillo, cincel y una moto cierra, esa tarde terminaba de tallar una imagen de la Divina Pastora.

De repente este proceso fue interrumpido por el llamado de los vecinos, al salir a la puerta le dijeron que la señora Chavela, lo necesitaba urgente en la cola de la gasolina, ya que lo estaban llamando de Caracas, Cirilo no lo pensó dos veces, cerró la puerta y empezó a caminar hacia la bomba una llamada de la Capital no se hace esperar.

Al llegar a la bomba le pregunta a Chavela que cual es alboroto, quien lo está llamando, está lo ignoro, agarró el teléfono marcó un número y dijo “aquí se lo tengo señorita”, Cirilo agarro el teléfono y escucho la voz de una mujer que decía “Señor Cirilo Rodríguez, buenas tardes le estamos llamando del Ministerio para la Cultura para informarle la buena noticia que usted acaba de ganar el Premio Nacional de Cultura 2021 mención Artesanía”.

Talla en Madera

Cirilo Rodríguez recuerda esa llamada, como si fuera ayer, la emoción y el gozo que sintió aún no encuentra las palabras para describirlo, “se me reconoció”, dice con una sonrisa en rostro, mientras recordaba cómo sus inicios, sus raíces  lo llevaron a ser hoy en día galardonado con el PNC 2021.

Este artesano nació en la población de Baraure estado Lara el 02 de febrero de 1952, se inició en este oficio desde muy temprana edad de la mano de su abuela la señora Eduviges Mora, quien trabajaba con vasijas de barro y loza, recuerda con mucha nostalgia los viajes al río donde se ponía en las orillas a hacer figuras de barro, hasta que venía el agua y se las llevaba y volvía a seguir haciendo.

Con doña Eduviges aprendió a trabajar la arcilla y la losa y está lo encaminó al mundo de las maderas, enseñándolas como el proceso de curado y como esta noble materia prima se debe trabajar según las fases de la luna para evitar las polillas.

Sus inicios

Guiado por la curiosidad visitó en Cique Cique al maestro de artesanía Rodolfo Viloria, este le mostró las técnicas de talla en madera y piedra, con estos conocimientos realizó sus primeras tallas de Simón Bolívar, Maria Lionza entre otras.

Se animó a salir de Baraure y realizar estudios sobre esculturas en la escuela de arte Martin Tovar Tovar, su objetivo allí era aprender la técnica del vaciado; no obstante estos espacios fueron propicios para conocer otra de sus maestras la artista Beatriche Villán.

En el año 1979 se encaminó hacia el estado Falcón para participar en la feria Churuguara con tallas de Simón Bolívar, aquí se hizo acreedor de su primer reconocimiento, con este empuje se decidió a participar en la feria internacional de Barquisimeto – Lara representando el municipio Urdaneta, donde obtuvo su segundo reconocimiento. “Ahí yo dije bueno esto lo mío”.

Estas experiencias le dieron la oportunidad de dar a conocer su trabajo en diferentes espacios, como el museo de Barquisimeto. En el Museo de arte Contemporáneo, al poco tiempo se hizo acreedor del premio Elena Toro, otorgado por el Museo Arturo Michelena.

Taller artesanal

Reconoce a Marcel Quechana como uno de los maestros que los ha marcado, para Cirilo es uno de los artesanos más integrales que ha conocido; recuerda que siempre lo visitaba en su tienda, pasaba las horas admirando las piezas y viéndolo trabajar.

Fe

Cirilo viene de una familia muy católica, su abuela le inculcó la fe hacia los Ángeles; es por ello que en la mayoría de sus obras representa su fe y su religiosidad.

Para él los “ángeles son lindos y milagrosos”; en el caso de San Miguel Arcángel por ser el protector de todos, es una de las piezas que más ha realizado en su trayectoria.

Este ángel además “voló lejos”, recuerda que una vez en su taller una señora compró un San Miguel; al tiempo una colega le avisó que el presidente Hugo Chávez le llevó esa misma imagen al papa Juan Pablo II en Roma. Sintió un gran regocijo de que su trabajo representará al país en el vaticano.

La pieza que más lo ha marcado fue de San Rafael Arcángel

Otro de los santos que lo ha marcado es San Expedito el abogado de los imposibles; siempre le ha pedido por su salud y hasta ganar el Premio Nacinoal de Cultura mensión artesanía. Asimismo relató que una de las piezas que más lo ha marcado fue una talla de San Rafael Arcángel, recuerda que se vinculó mucho por ella porque le suplico por la vida de su hermano que había sido herido de bala. Para él este ángel le concedió el milagro.

Como Larense es un devoto a la Divina Pastora, para él es un regocijo cada vez que elabora una pieza de esta virgen, no fue casual que trabajará con ella cuando le informaron del premio.

Creación

A la hora de trabajar la materia prima prefiere trabajar las maderas, cedro, ceiba, entre otras. Confiesa que su favorito para realizar una pieza es el cedro, porque no le caen polillas y al lijarlo es más suave.

“Soy como el cigarrón busco las maderas suaves”.

El maestro cuenta que cuando tiene una rola de madera, primero la dibuja y luego empieza a retirar lo que le sobra.

Al finalizar todas sus piezas siente “un gran regocijo”. Para el ser artesano y poder crear estas tallas es un don que dios le otorgó “es algo muy bello”.

Premio Nacional de Cultura, mención Artesanía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *