Red de Arte arriba a 15 años promoviendo la artesanía popular venezolana

La Fundación Red de Arte arriba este 8 de mayo de 2021, sus 15 años de existencia, un festejo en medio de la celebración histórica del bicentenario de la Batalla de Carabobo, suceso de la historia, que selló nuestra independencia del yugo español. 

La artesanía sin duda es inherente a ese proceso, tal como lo establece de forma explícita la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 309.  

Fue el 8 de mayo del año 2006, un año después de la creación del Ministerio del Poder Popular para la Cultura que se decretó la creación de esta institución, con el propósito de promover el trabajo creativo de los artistas populares a través de una cadena de tiendas y galerías con presencia en casi todo el territorio nacional.  Con los años y tras el recorrido del territorio, esos artistas populares asumieron cuerpo orgánico y sentido propio, amparándose en la Constitución Nacional, que protege sus procesos creativos – productivos, en un trato especial por parte del Estado.   

Con nombre propio entran en la primera reforma que sufriera esta institución en el año 2008, que indicaba que las obras de los artesanos y artesanas serian visibilizadas, promovidas y comercializadas a través de las tiendas, galerías y catálogos de la Red de Arte. Dejaron de considerarse otros aspectos que finalmente tributan a la calidad y cantidad de esta producción cultural, como: La atención al sujeto, el estudio de los diseños, el amplio territorio de la artesanía, la formación, los espacios de encuentros tan necesarios para este sector, el Registro, el Catálogo Nacional, la Investigación, la Certificación de las Artesanías, la vinculación con otras instituciones del mismo Estado que apoyen con tecnologías cónsonas en el desarrollo de la artesanía.  

Como la fabricación de las cuerdas del cuatro que en estos momentos se importan, o la fabricación de resistencias para hornos cerámicos, entre otros muchísimos aspectos que ayudarán de forma significativa a que la artesanía venezolana se convierta en una referencia internacional, trayendo consigo beneficios económicos para los pueblos productores de artesanía y para el país.  

Es por ello que en el año 2015 se decreta la Ley de Desarrollo y Creación Artesanal, como instrumento jurídico que fortalece el marco de este crecimiento institucional que hoy se plantea la Red de Arte en atención de manera sistémica en los procesos de creación y producción artesanal en el  país. De este modo, esta Fundación en un gran desafío, ha hecho que los tiempos y en los caminos donde transitamos, representen de manera constantes los hechos artesanales que se han venido haciendo desde nuestros ancestros, como también resaltan los hechos vividos hace doscientos años en Carabobo a nivel cultural.  

Llamada a transformarse en su objeto y denominación jurídica  en Centro Nacional de Artesanía, esta institución retoma un camino iniciado en el año 2016, esta vez con la consulta al sector para el que está dirigida su misión y aprovechando esta edad primaveral, que justo cumple en el  mes de la celebración de la Cruz de Mayo para cosechar y sembrar de nuevo.  

En el último año los encuentros, las ferias, el recorrido por los pueblos artesanales, la actividad comercial, se han realizado de forma significativa, como todas las actividades sociales a escala mundial. Todo ha sido trastocado por la pandemia y la necesidad de quedarse en casa para proteger la vida, nos ha distanciado en lo físico, también hemos tenido la oportunidad de aprender otras formas de hacer y mostrar lo que hacemos valiéndonos de las multiplataforma que ofrece hoy el internet. 

El encuentro virtual se ha convertido en un escenario, donde promover, comercializar, formar, investigar, entre otros, se presenta como una novedad para un pueblo que sabe reinventarse en medio de las más grandes dificultades.  Así como hemos podido atender varios espacios, casi que en paralelo. 

Cursos, talleres, conversas y acuerdos hemos logrado por la vía de las redes inmediatas que nos permite el uso del teléfono celular. Recurrimos a los foros que llevamos de forma permanente por salas de Zoom o Meet, o el desarrollo de nuestra campaña de promoción de las artesanías y sus procesos por las vías de Twitter, Facebook e Instagram, lo que ha traído como consecuencia positiva que a diario se nos consulte sobre detalles y costos de los productos hechos por los artesanos en exhibición. 

Por otra parte, la actualización digital del Registro Nacional de Artesanos, Artesanas y Artesanías (RNAAA) ha sido exitosa y fácil de hacer desde un teléfono celular o desde una computadora. Hasta ahora, más de 3000 artesanos y artesanas, han actualizado e inscrito en esta base en lo que marcha el año.  

En cuanto a los procesos de formación, hemos descubierto la maravillosa potencialidad del pueblo artesano para continuar trasmitiendo sus saberes por la vía virtual. A la vez que reconocemos una escuela digital, que está diseñando su propio método y lenguaje para comunicarse con sus iguales y con otras en el camino de la enseñanza y aprendizaje de la artesanía. 

Preparándonos para la constitución del Centro Nacional de Artesanía, activamos el RNAAA, también en su momento se realizó una convocatoria para investigadores e investigadoras en esta materia, que fue respondida por 38 personas, que serán invitadas a una jornada de laboratorio de ideas a compartir con los productores artesanales, el diseño de la política pública a desarrollar en Venezuela en el mes de julio. 

Invitados por el ministro Ernesto Villegas y por la Villa del Cine, este año, participamos, junto a un grupo de artesanos marroquineros en la producción de parte de la indumentaria (botas, polainas, alpargatas, correajes, mochilas de combate, armas) que son utilizadas en la grabación de la serie Carabobo Caminos de Libertad. Esto representa una oportunidad al sector artesanal, en el ofrecimiento de servicios creativos al Estado y a privados.  

Este ensayo lo replicaremos en otras áreas de trabajo artesanal. Se tiene previsto para el último trimestre del año la realización de un evento el Salón Nacional de Artesanía en todas sus manifestaciones y la Feria Nacional, en celebración al Bicentenario de la Batalla de Carabobo.  

Trabajar con la artesanía es aproximarse al sentido cosmogónico de la defensa de una identidad propia que se hace bella en tanto es de utilidad para el ser humano. Todo proceso de recuperación de los pueblos, ya sea por guerras, crisis o desastres naturales ha tenido que contar con los sentipensantes que saben hacer con las manos a partir de tecnologías y materias primas propias,  todo aquello que es necesario para la vida, ya sea para resolver la cotidianidad o venerar la existencia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *